top of page

Salud financiera

Las empresas al igual que las personas tienen que cuidar su salud.

A este respecto, como emprendedor, es necesario tomarle el pulso periódicamente a tu empresa para saber si está en salud, y que este en óptimas condiciones para continuar adelante y así asumir mayores retos.


En el caso de los negocios, la salud se mide a través del análisis de cómo responde con su capacidad financiera o solvencia económica frente a sus compromisos financieros, como es el pago de la nómina de sueldo, de financiamientos y compra de mercancía, entre otros.


Si al momento de iniciar tu negocio lo realizas enfocado en un orden preestablecido, es conveniente que sigas ese mismo orden a fin de lograr los resultados que esperas alcanzar en el futuro. ¡Trata de que ese enfoque no se pierda!


A este respecto, te recomendamos que mantengas una disciplina de revisar periódicamente los resultados de tus iniciativas, a realizarse a través de indicadores que miden tu gestión. Mediante indicadores claves de desempeño, conocidos por sus siglas en inglés como KPI (Key Performance Indicators), puedes corregir a tiempo cualquier desviación en tus objetivos trazados.


Estos indicadores te permiten validar los resultados obtenidos correspondientes a los recursos que inviertes en el logro de tus objetivos, basados en tu visión estratégica, como son los relacionados con:

  1. Aprendizaje de tu personal,

  2. Base de clientes,

  3. Optimización de los procesos y

  4. Manejo de tus ingresos/gastos. Evaluar el tiempo dedicado, capital humano o los costos te confirman si vas en la ruta correcta.


ingresos y gastos

Todos los indicadores claves de desempeño, como son las variables, factores y unidades de medida, contribuyen a generar una estrategia de negocios y asegurar la salud financiera de tu emprendimiento.


Vamos a hablar hoy de 3 indicadores que puedes utilizar para saber cuándo, cómo y dónde te debes detener y comprobar que tu emprendimiento va bien.


Indicadores claves de desempeño:


Solvencia

Para verificar en que condición está la salud financiera de la empresa, puedes comparar los activos corrientes con los pasivos circulantes. Si al dividir estos activos entre los pasivos, observas que cada peso del pasivo puedes cubrirlo con los activos disponibles, al contar con dos pesos de tus activos para cubrir un peso del pasivo, puedes decir que tu negocio goza de una buena salud financiera.


Recomendación: El monitorear periódicamente este índice te permitirá evitar sorpresas por presentarse este índice por debajo del compromiso contraído con terceros, que puede ocasionarte dificultades para pagar tu pasivo a corto plazo.



Rentabilidad

La capacidad de tu negocio de generar ingresos brutos, reducir costos y optimizar es como puedes enfocar este indicador. Cabe destacar que se mide la efectividad de la gestión de tu negocio al cumplir con tu presupuesto en el control de los costos y gastos


Al medir la utilidad neta proveniente de las ventas, luego de deducir los costos de ventas y gastos operacionales, neto del impuesto de renta, estableces tu margen neto, que se corresponde con la relación entre las ganancias y los ingresos totales.


Recomendación: En la medida en que de manera constante monitoreas el rendimiento obtenido y los resultados esperados conforme al presupuesto de ingresos y gastos, te permitirá ajustar a tiempo la ejecución programada.



Productividad

Se utiliza para medir el desempeño, disponibilidad, rendimiento y calidad del proceso productivo de tu negocio, a través de tu equipo de trabajo en la producción, que permita determinar la eficiencia del negocio y el logro de objetivos. Se determina mediante la cantidad producida/el número de empleado.


Recomendación: Capacitar a tu personal te proporciona un personal más apto con habilidades y conocimientos para una ejecución eficiente de sus funciones. La productividad implica gastos de capacitación que luego representan beneficio para tu negocio. Ten presente que los indicadores de medición del desempeño de tu personal te permitirán validar si el gasto incurrido, impacta positivamente el aspecto económico de tu emprendimiento.



equipo financiero

Conclusión

Una buena salud financiera representa el fundamento para que puedas asegurar tu permanencia en el mercado. Una mala gestión financiera genera endeudamiento excesivo o insuficiente, gastos e inversiones que no aportan ningún valor y que puede ocasionarte ingresos inferiores a los gastos incurridos.


El mayor desafío al que enfrentas como emprendedor es la competitividad, que puede afectar tu crecimiento de manera rentable en el entorno actual, en especial cuando observas los cambios constantes que se presentan en la actualidad, y que te obligan a realizar ajustes y correcciones para permanecer en el negocio.


El revisar con frecuencia los resultados obtenidos en tu trayectoria de negocios y adaptarte a los cambios constantes, realizando los ajustes operacionales, te tiene que ir bien, al tomar en cuenta la identificación temprana de riesgos y oportunidades, para aportar a tiempo soluciones estratégicas, que te permitan esquivar los obstáculos.


Si aun necesitas acompañamiento con tus indicadores claves de desempeño, no dudes en contactarnos! GGYA Asesores.

5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page